Moda

Consejos para ir de compras

Parecerá un tema menor pero lo cierto es que a veces uno compra por comprar, porque está lindo, porque se lo viste a alguien o porque está de oferta. Al final, las prendas terminan en el clóset y con la etiqueta puesta porque nunca supimos cómo usarlo o ya no nos gusta. Por eso, hoy les traigo algunos consejos para hacer compras un poco más inteligentes y sacarle provecho a nuestro tiempo y dinero.

confessions-of-a-shopaholic-2009-movie

1. Mira tu clóset antes de salir. Así sabrás qué es lo que tienes y con qué podrás combinar lo que vayas a comprar. No hay nada peor que comprar algo y tenerlo guardado toda la temporada.

2. El probador. Algunas (me incluyo) pensamos “Soy xx talla, no necesito probármelo”, grave error. No todas las marcas tienen la misma talla, quizás seas M en un y L en otra. Tienes que probártelo para comprobarlo. Lo importante es que te quede bien, no la talla.

3. Muévete. Sí, ponte el vestido, la blusa, el jean y muévete en el probador. Alza los brazos, levanta una pierna, agáchate. Si te sientes cómoda, si ves que el polito no te molesta en los brazos y te queda perfecto entonces ya estás segura de esa compra. Haz lo mismo con los zapatos, camina un poco para asegurarte que no te duelan.

4. Nada es imposible, ¿te queda suelto de la cintura? ¿Te queda muy largo y no sabes hacer basta? Algunas tiendas brindan servicio de modita, es cuestión de preguntar. Si no, hay costureras en los mercados que hacen los arreglos al toque.

5. Lleva 2 tallas, a veces da flojera seguir probándose pero hay que estar seguras de lo vas a comprar.

6. Fíjate en las etiquetas. Es importante saber si ese vestido tienes que lavarlo al seco o puedes hacerlo en casa.

7. Anda acompañada. Segura muchas prefieren ir solas de compras, pero a veces un consejo de alguien que nos conoce bien (y es sincero) puede ayudarnos a no encapricharnos por esa falda que amamos, pero no nos hace lucir bien nuestro cuerpo.

8. Trata de ir por la mañana. Hay mucho menos gente, estás con más energías y la mente despejada.

Quizás sea imposible salir con una lista en mano y solo comprar lo que está escrito, pero hay que intentarlo. La idea es sacarle el mayor provecho al shopping y no al revés.

Espero les haya servido!

 

Si te gustó el post, ¡Compártelo!