Maternidad

5 cosas importantes que aprendí en 18 meses de ser mamá

Acabo de terminar un capítulo más de Vis a Vis (temporada 4) y me ha sido inevitable soltar lágrimas en una escena particular de Saray. Parece ayer cuando Facundo era una bolita gordita que no me dejaba ni almorzar porque solo quería estar en mis brazos, cuando los  tres entrábamos cómodos en la cama o cuando aún tenía ese olorcito a bebé (ahora es un olorcito a sudor).

18 meses de alegría pero también malas noches (aún), 18 meses donde cada día aprendo algo nuevo contigo y donde ahora puedo escuchar tu voz decirme mamá.

Hoy quería compartir con ustedes 5 cosas que aprendí en este aún corto pero intenso camino.

1 – Dejar pasar. Deja pasar los consejos que no vayan contigo, así sea el de tu mamá, el de tu mejor amiga que también es mamá o el de la vecina. Muchas veces damos o recibimos consejos que nadie nos pidió, juzgamos a una mamá sin tomar en cuenta que ella más que nadie sabrá qué es lo mejor para su familia. Que está bien si diste de lactar pero también está bien si decidiste darle fórmula. Hay consejos que solo te harán sentir que lo estás haciendo mal.

Tranquila, respira y piensa que no hay mamá perfecta, uno va aprendiendo en el camino y no todos los consejos son los correctos para tí.

20180314001225

2 –  Los brazos no son para siempre, tu dolor de espalda tampoco.

Me acuerdo que en un almuerzo en casa de mis papás, Facundo no me soltaba, no quería dejarme y obvio no pude almorzar.. o mejor dicho almorcé un poco y parada. Quería llorar de la impotencia, me dolían los brazos, la espalda y solo quería que me deje un rato.

“Es que ya lo acostumbraste a brazos” “Tiene mucha mamitis” escuché más de una vez… ¿qué ganaba escuchando algo que solo potenciaba mi inseguridad al ser madre? Solo podía pensar que realmente le estaba haciendo mal cargarlo tanto…y a la vez saber que solo es un bebé que lo UNICO que puede querer es amor de mamá…y su leche.

Hoy Facundo no necesita que lo cargue de un lado a otro, como todo niño quiere estar libre, jugando y viene cuando el siente a llenarme de besos y de los abrazos más deliciosos.

IMG_4654

3  No compares. Algo que se repite mucho en mi interacción por instagram (clic aquí si aún no me sigues) son las preguntas acerca de su peso y talla… no la doy.

No les digo ni el percentil. ¿Por qué? Porque las comparaciones son odiosas, porque el peso de tu bebé puede ser distinto al mío y aún así estar saludables ambos. Tiene que ver antecedentes de tu familia, estilo de vida, alimentación… tantas cosas que solo tú y tu pediatra deberían discutir.

4 – Disfrutar más el presente. Aún me cuesta, soy de las que casi siempre andan inconformes por la vida, la que se pone 20 planes para hacer en un día y lógicamente no logra acabarlos, la que vive alterada en hacer CHECK a mi lista pero no logro concentrarme y disfrutar lo que estoy haciendo en ese momento.

Ser mamá me enseñó que aunque mi casa nunca más estará “como un anís” y podría ser una alumna reprobada por la misma Marie Kondo,  puedo permitirme tirarme al piso y reirme con Facundo, que él me necesita ahora más que nunca. Que debo organizarme pero no aislarme (como solía hacerlo).

5 –  Estilo de vida más saludable. Me acuerdo haber recibido comentarios casi en burla de por qué le privo a Facundo de los dulces, que igual los va a comer en algún momento y que por último.. yo soy dulcera y chatarrera al 100%

Felizmente estamos en un época donde hay información al alcance de todos (eso sí, hay que saber buscar, tener criterio y no creerles a los vende humo) ¿Es saludable ofrecerle galletas llenas de azúcar a un bebé? NO ¿es saludable llevarlo a un Mc Donald´s u ofrecerle gaseosa? No.

comida facundo 18 meses

En mi caso, el proceso es más largo porque debo volver a aprender a comer bien, a no abusar de los procesados y de encontrarle el gusto por los alimentos de verdad. Me cuesta, fallo muchas veces, sobre todo cuando voy a comprar al supermercado…pero es algo en lo que sé que poco a poco y con Facundo como mi mayor motivación lograré superar.

ufff! Qué post tan largo! Espero no haberlas aburrido, pero es que cuando me dan cuerda no hay quien me pare.

Feliz fin de semana para ustedes!